Por qué en Cuba usan condones para hacer vino o para pescar

No es la última campaña de márketing de una marca de preservativos sino, simplemente, un ejemplo más de cómo la necesidad agudiza el ingenio. El cubano Orestes Estévez elabora vino de uva y de otras frutas en La Habana, pero ante la imposibilidad de conseguir válvulas de fermentación, utiliza condones para controlar si el mosto sigue emitiendo dióxido de carbono, de manera que su viejo almacén está lleno de pequeños depósitos coronados por profilácticos hinchados.

Según explican Orestes Estévez y su hjo en la webserie cubana Así se hace, la casa de vinos cuenta con más de 100 bidones de vinos de frutas tropicales, incluyendo piña, maracuyá o remolacha, entre otros. Algunos más dulces y otros más secos…

De todas formas, no es la única aplicación alternativa que los cubanos le están dando a los condones. Desde hace años, al parecer, los pescadores del malecón los utilizan para llevar sus anzuelos algo más lejos de la orilla y, así, intentar capturar peces algo más grandes. Los inflan como si fueran globos y los atan al hilo de pescar para que el viento los lleve algunos metros más adentro.

Related posts

Deja un comentario.