El cierre parcial del gobierno de Estados Unidos entra el lunes en su cuarta semana

Cuando el cierre parcial del gobierno de Estados Unidos entra el lunes en su cuarta semana, el presidente Donald Trump ha dicho que no busca declarar el estado de emergencia nacional y rechazó el consejo de su aliado y asesor el republicano Lindsey Graham de reabrir el gobierno por tres semanas para seguir negociando el financiamiento para el muro.

Trump se refirió al tema respondiendo a preguntas de reporteros en la Casa Blanca antes de partir hacia Nueva Orleans el lunes.

Previamente en Twitter había lucido apurado por salir de la actual crisis tras 24 días de la paralización del gobierno que mantiene inoperantes a agencias federales y sin paga a unos 800.000 empleados: «He estado esperando todo el fin de semana. Los demócratas deben ponerse a trabajar ahora. ¡La frontera debe estar asegurada!», escribió.

Demócratas y republicanos son incompatibles en relación con el muro fronterizo para el que Trump ha pedido 5,700 millones de dólares. El lunes Trump reiteró que los demócratas son los responsables del cierre y los instó a negociar. También les reprochó que pasó el fin de semana en la Casa Blanca esperando por sus líderes.

¿Cuándo terminará el cierre? es la pregunta que se hacen todos dentro y fuera del congreso que regresa a sus funciones el lunes con los demócratas liderando la Cámara de Rerpesentantes y los republicanos en control del Senado.

Related posts

Deja un comentario.